Agua | Trampa de arena

Imprimir

Tratamiento primaria: trampa de arena

Objetivo

  • Eliminación de partículas inorgánicas, pesadas y rápidamente sedimentables, del agua residual

Principio

Una trampa de arena prevé la eliminación rápida de las partículas sedimentables (arena) del agua, con el fin de evitar daños a los componentes mecánicos en la planta de tratamiento de agua. Una trampa de arena se lleva a cabo generalmente como un canalón de hormigón, donde el agua residual fluye mientras que las partículas de arena sedimentan. Con el fin de obtener una separación mejorada de arena y partículas orgánicas hay veces que se aplica una trampa de arena aireada. También es posible una combinación de una trampa de arena y una trampa de grasa. La eliminación de las partículas de arena se realiza mecánicamente y continuamente a través de rascadores y una tubería de drenaje, o discontinuamente mediante extracción manual.

Aplicaciones

Una trampa de arena se utiliza a menudo en el tratamiento de agua residual doméstica y también se utiliza con frecuencia para el tratamiento de agua residual de la minería y procesamiento de hortalizas y patatas. El principio de la trampa de arena también se puede encontrar aplicacado en el tratamiento de agua de lluvia contaminada. A continuación la corriente de arena separada puede opcionalmente ser deshidratadapor medio de un clasificador de arena.

Ejemplo de realización

Una trampa de arena en una planta procesadora de remolacha azucarera.

Enfoque Trevi

El dimensionamiento de la trampa de arena se determina en la cantidad y velocidad de sedimentación de las partículas de arena y el caudal, teniendo en cuenta la acumulación de arena o el almacenamiento de arena.

Con el fin de verificar la aplicabilidad de una trampa de arena, se realizan ensayos de sedimentación y de tamiz en una muestra de efluente representativa. En función en los resultados, la trampa de arena está dimensionada. Dado que una trampa de arena se caracteriza por una baja automatización, un mantenimiento mínimo y sin requierimiento de aditivos, es una instalación sencilla y relativamente barata para la purificación.

La identificación del tamaño de las partículas a separar se realiza mediante un tamiz estandarizado con tamices de diferentes tamaños de malla.